May, 20 2024 - 05:07

Arrojaron cadáveres de perros a una microcuenca que abastecería acueducto comunitario en Risaralda

La Fiscalía, la Policía y la Corporación Autónoma Regional de Risaralda (Carder) iniciaron las investigaciones que a cada entidad les competen, tras el hallazgo de los cadáveres de al menos ocho perros en una microcuenca ubicada en el barrio Comuneros, en Dosquebradas.

El director de la Carder, Julio César Gómez, afirmó que gracias a una denuncia ciudadana las autoridades hallaron el sitio exacto donde fueron arrojados los cuerpos de los caninos.

Gómez afirmó que según el testimonio de unos de los propietarios de una perrera ubicada en el sector, a los perros se les aplicó la eutanasia, por diferentes motivos, y posteriormente fueron echados a ese lugar.

El funcionario explicó que se trató de una disposición «inadecuada» de los cadáveres de los perros y por esta razón, la Carder emprenderá una indagación acerca de posibles afectaciones de los recursos naturales. Preliminarmente, se habrían violado tres normas ambientales: contaminación de fuente hídrica, contaminación por vertimientos e inadecauda disposición de material orgánico en proceso de descomposición.

Sin embargo, uno de los aspectos que más le preocupan al director de la autoridad ambiental de Risaralda es que los vertimentos de la perrera estarían yendo directamente a una microcuenca, que sería la fuente abastecedora de un acueducto comunitario.

INVESTIGARÁN MALTRATO ANIMAL

Por su parte, la Fiscalía y la Policía investigarán un presunto caso de maltrato animal. Cabe afirmar que el ente investigador tiene el Gelma (Grupo especial para la lucha contra el maltrato animal) para este tipo de hechos.