May, 29 2024 - 03:47

El pereirano Luis Guillermo Ruiz, un veterano del amor y de la guerra de Vietnam, presentó su libro

Pilar Salcedo Jiménez/Notidigitalcolombia.com

«Aquel 31 de enero, es por lo tanto, el día que con más nitidez recuerdo de cuántos viví en Vietnam. Allí descubrí el verdadero rostro de la guerra, y si antes pareció lejana y como una película que pasaba alrededor sin tocarme, ahora descubría su tremenda densidad. No era un juego, ni mucho menos. Una cosa había sido escuchar el sonido de las acciones, bombardeos y el rumor de los motores de los aviones y otra muy distinta, tenerlos encima y saber que, los que habitábamos la base, éramos el blanco de toda pugnacidad»…

Así describe el pereirano Luis Guillermo Ruiz, lo que significó para él, su paso por la guerra de Vietnam, siendo apenas un joven de 20 años en medio de este conflicto, muy lejos de su amada Pereira y de Nelly, su amor de juventud, que años más tarde reencontró para vivir un amor maduro, aunque fugaz por la muerte de Nelly.

A sus 80 años, con una gran memoria que le permite describir todos los sucesos que vivió hace ya tantos años, luego de la abrupta salida a los Estados Unidos por decisión de su padre, Luis Guillermo presentó en Pereira este libro narrado en primera persona, bajo la dirección literaria de Iván Beltrán, poeta y periodista.

Pero Luis Guillermo también ha ganado otras batallas, además de sobrevivir a una guerra tan violenta como Vietnam, también al cáncer que le diagnosticaron luego de la muerte de Nelly, del cual, salió y está contando el cuento, o mejor, narrando el libro, afortunadamente.

El salón Guayacán del Hotel Movich de Pereira, fue escenario reciente de este lanzamiento, un evento conmovedor, plagado de anécdotas, en el cual Luis Guillermo estuvo rodeado de amigos y familiares, congregados a su alrededor.

Las páginas de un pereirano en Vietnam, rinden también homenaje y no podía ser de otra manera, a la memoria de Stella Botero, la manizaleña que fue su esposa durante 45 años y lo acompañó durante toda su vida en Estados Unidos. Se casaron en Colombia, más exactamente en Cartago, un cura gringo les dio la bendición, episodio ricamente narrado por Luis Guillermo, como son todas las anécdotas y relatos que podemos encontrar en «Un pereirano en Vietnam». Recomendado.

Larga vida a su autor. Definitivamente, un veterano de amor y guerra.