May, 18 2024 - 04:19

Seis maravillosas obras de arte de la National Gallery de Londres, que cumple 200 años

Notidigitalcolombia.com

La National Gallery de Londres, uno de los museos más emblemáticos del Reino Unido, está de aniversario, en mayo se cumplen 200 años de su inauguración. Beta Erill Soto, periodista especializada en temas de actualidad, publicó en la revista National Geographic en su sección de Arte, este interesante artículo en el cual destaca seis obras que se exhiben en este museo del Reino Unido.

1. Los Girasoles de Van Gogh. (1888). Este cuadro pintado al óleo se expone en la National Gallery de Londres desde el año 2014. Es bien conocida la pasión de  Van Gogh  por el amarillo, un color que predomina en sus obras pero especialmente en una de las más relevantes: Los girasoles.

2. La Venus del espejo, Diego Velázquez (1647). Inspirada en las Venus renacentistas, esta mujer elegantemente desnuda y de identidad desconocida se mira en un espejo sostenido por Cupido, el dios del amor, en un ambiente íntimo y lleno de contrastes de luces y sombras.

3. Un día de verano, Berthe Morisot (1879). dos refinadas mujeres paseando en barca por un lago del famoso parque parisino Bois de Boulogne. En su obra predomina la luz y las escenas cotidianas que representan la sociedad francesa de la época.

4. El matrimonio Arnolfini, Jan Van Eyck (1434) Este retrato de Giovanni Arnolfini y su esposa, Giovanna Cenami, es una de las grandes obras maestras de Jan Van Eyck, considerado uno de los mejores artistas del Renacimiento y la pintura flamenca. 

5. Baco y Ariadna, Tiziano Vecellio (1520-1523). En 1826 esta obra pictórica fue adquirida por la National Gallery de Londres, donde se encuentra expuesta en la actualidad.  óleo sobre lienzo que representa, con todo lujo de detalles, una escena de la mitología romana. 

6. La Virgen de los claveles de Rafael Sanzio. Es un óleo sobre tabla que representa a la Virgen María junto a su hijo, el Niño Jesús, que juega con un pequeño ramo de esta flor. El clavel se asocia a escenas bíblicas, considerándose una premonición de los hechos que más tarde ocurrirían en la Pasión de Cristo.