Jun, 15 2024 - 05:47

Reactivarán el proyecto de reubicación de 138 familias en el barrio La Esneda, en Dosquebradas

El director de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD), Carlos Carrillo, se comprometió durante su visita de hoy a Pereira, a gestionar la reubicación de 138 familias del barrio La Esneda, en el municipio de Dosquebradas, donde, en los últimos dos años, ha habido deslizamientos de tierra que han causado la muerte de 20 personas.

«El tema de La Esneda es una muy buena oportunidad de empezar a demostrar acciones concretas de parte de esta nueva dirección. Es un proyecto que nos va a poder gestionar una solución de vivienda para 138 familias y, aunque ha habido demoras en el comienzo de ese proyecto, es una oportunidad para coger el proyecto en un estado que nos permita garantizar que se haga bien», afirmó Carrillo.

El funcionario añadió que se iniciará la etapa de estudios y diseños, además de realizar los ajustes presupuestales porque el proyecto ha estado detenido durante mucho tiempo.

Cabe recordar que el 8 de febrero de 2022, en el barrio La Esneda, que está ubicado en la parte baja de una ladera y al lado del río Otún, 17 personas fallecieron por un deslizamiento de tierra ocasionado por las intensas lluvias. El pasado 5 de mayo, otro derrumbe en el mismo sector, sepultó a tres personas.

La reubicación de esas familias de La Esneda sería en el sector de Galicia, en Pereira.

El gobernador de Risaralda, Juan Diego Patiño, le pidió al director de la UNGRD apoyo para intervenir la vía Pereira – Marsella (sector Ventiaderos), como también los 14 puentes peatonales en zona indígena de Pueblo Rico y Mistrató, y materializar la reubicación de las 84 familias de La Trinidad (Santa Rosa de Cabal), damnificadas por un deslizamiento en mayo de 2022, entre otros puntos críticos afectados por las lluvias.

UNA REUBICACIÓN FALLIDA

No es la primera vez que se habla de la reubicación de familias del barrio La Esneda. Desde hace muchos años se sabe que las viviendas están ubicadas en una zona de riesgo no mitigable y sus ocupantes deben salir de ellas a otro lugar. Sin embargo, los procesos de reubicación se han estrellado con la paquidermia del Estado y la negativa de muchas familias a dejar sus viviendas.

La reubicación de La Esneda es uno de los grandes retos de la administraciones municipal de Dosquebrada y departamental de Risaralda.