May, 29 2024 - 04:16

El libro «Un pereirano en Vietnam», se lanzará el martes 27 de febrero en Pereira

Por Pilar Salcedo Jiménez

El libro «Un pereirano en Vietnam», de autoría del escritor y cronista Iván Beltrán Castillo, es un viaje intenso a la memoria y a la aventura de uno de los últimos sobrevivientes de una guerra que marcó al siglo XX. Es la historia de Luis Guillermo Ruiz Pretell, hoy de 80 años, quien fue «Un pereirano en Vietnam». El libro será lanzado el martes 27 de febrero, con un coctel en el Hotel Movich de Pereira, a las 6:00 p.m.

Tras un receso y algunos años dedicado a la experiencia poética, el escritor y periodista Iván Beltrán Castillo, conocido por sus premiados trabajos en Diners, Credencial y El Tiempo, regresa a la crónica y al reportaje en un libro fascinante que relata la vida de Luis Guillermo: Un pereirano en Vietnam, de la editorial Icono.

“Es una aventura vital absolutamente maravillosa, tan maravillosa que al ser contada, se convierte en una novela de no ficción, en una novela de aventuras, con muchísimo suspenso y todos los ingredientes fascinantes que una ficción cinematográfica o literaria pueden tener”, señala.

UNA HISTORIA QUE SEDUCE DESDE LAS PRIMERAS LÍNEAS

Corrían los años 60 y Luis Guillermo era un pereirano que había crecido en un hogar tradicional, donde estudiar una carrera segura era lo indicado. Convertirse en médico fue para sus papás un orgullo, y no había lugar a distracciones. En castigo, por no culminar la universidad, y de paso darle más energía a un amor juvenil (que habría de durar toda la vida), un padre dictatorial decidió ‘exportar’ a su hijo hacia los Estados Unidos.

Sin hablar inglés y con el corazón roto, Luis Guillermo se enfrenta a más de una situación digna del absurdo. El tiempo trascurre y él logra habituarse, pasa por la base de Massachusetts y por las de California; y un día, ebrio, hace un acuerdo con los amigos para enlistarse a Vietnam, con la desdicha de que es el único de su grupo que parte hacia esa remota región del Asia.

No solo es de los últimos seres humanos sobrevivientes de Vietnam, sino que es un sobreviviente del mundo. Sobrevivió a una masacre que hicieron los Vietcong, a enfermedades de la zona, a dos viudeces, al cáncer y al olvido”, dice Beltrán.

Una historia que seduce desde las primeras líneas, y donde el amor llega con intensidad, se va, regresa y la soledad permite dar un repaso a una vida condimentada de todas las emociones que merece ser relatada.

“Es bello hacer un libro confesional como éste, porque tienes una relación con la persona, es casi como hacerle un psicoanálisis a un ser humano, pues cuando de verdad logras profundizar, hay un intercambio de energías, muy similares al psicoanálisis. Esta historia me cautivó, porque uno, es un testimonio de primera mano de un momento histórico y dos,  tiene todos los ingredientes de la aventura del hombre: el amor, la distancia, el olvido, la enfermedad y la muerte”, concluye Beltrán Castillo.