May, 18 2024 - 05:58

Carlos Laguna empezó su empresa con 50 mil pesos y hoy se ha ganado más de 120 premios

Pilar Salcedo Jiménez/ Notidigitalcolombia.com

Con 50 mil pesos en su bolsillo como capital inicial, Carlos Laguna creó primero CPC Agencia, hoy CPC Group, una organización que incluso hoy cuenta con sede en Nueva York y cuyos premios más recientes fueron en 2023, en el Festival Iberoamericano de Publicidad en Argentina. A lo largo de este recorrido de más de 15 años, han sido más de 120 premios de publicidad obtenidos en Argentina, España y Colombia, entre otros países.

Lea también: https://notidigitalcolombia.com/2024/02/02/maria-paula-laguna-la-directora-creativa-mas-joven-de-colombia-y-ganadora-de-ocho-premios-en-festival-iberoamericano-de-publicidad-en-argentina/

La historia de CPC Agencia se inició cuando Lagu, como todos lo conocen, vendía cuadernos y manillas en la Universidad Tecnológica de Pereira (UTP) y tenía que resolver el bus diario. Este recorrido, hasta la expansión hacia CPC Group, fue abordada por su fundador en una conferencia realizada en el auditorio Jorge Roa de la UTP, de donde es orgulloso egresado como ingeniero industrial.

“Es muy valioso compartir con estos chicos de la UTP esta experiencia, este ecosistema que es la UTP nos proporcionó todos los medios para salir adelante. Soy orgulloso egresado de ingeniería industrial de esta universidad. La universidad fue nuestra plataforma de lanzamiento hacia el éxito”, afirma Laguna.
A los asistentes, Laguna les contó cómo, vio un día en 2005, un volante en una mesa de la universidad que hablaba de la Feria de Emprendimiento juvenil, Expocamello y ahí llegó con sus cuadernos en un stand que le habían otorgado.

Entre todos estos logros, hay uno en especial que llena de orgullo a Lagu y es la campaña “El primer ladrillo”, que se realizó en 2012 y que posteriormente resultó ganadora en la categoría de Mejor proyecto no convencional del World Chambers Competition certamen organizado por la Federación Mundial de Cámaras – WCF (por sus siglas en inglés), en Sidney, Australia.

Sin embargo, el camino no ha sido fácil. A lo largo de su viaje empresarial, Carlos y Julián Giraldo, su socio y compañero de vida se han enfrentado a numerosos desafíos, desde crisis financieras hasta el derrame cerebral de Julián en 2017, este suceso reforzó la convicción de los dos de que la fe, el amor y la esperanza, que pueden superar cualquier adversidad.